La búsqueda de la libertad es un arma

Texto y dibujo: Bruno Herley.

Gene Sharp, politólogo estadounidense, propone las revoluciones de colores o la acción política no violenta, definiéndola como el derrocamiento no violento del poder con el cambio del régimen político: la fuerza del poder se basa en la obediencia del pueblo, si éste deja de someterse, los círculos gobernantes pierden el poder.

El movimiento propuesto por Sharp consta de tres etapas:

  1. Acciones de protestas con la convicción de las personas de la ilegitimidad del poder y la formación del movimiento antigubernamental.
  2. El desprestigio de las fuerzas.
  3. Derrocamiento no violento del poder.

Sencilla y efectiva, la técnica de la no violencia es resultado de un estudio de las propuestas hechas, en el mismo sentido, por Henry Thoreau y Gandhi. Sin embargo, no hay que perder de vista el tiempo en el cual fueron desarrolladas estas ideas: en plena guerra fría. Las propuestas de este think tank se apegan a las ideas de “libertad” del establishment estadounidense, no por nada trabajó para el departamento de defensa de Estados Unidos, a partir de esta colaboración nace el Instituto Albert Einstein, con el cual despliega actividades en países que no son del agrado estadounidense, un ejemplo es el apoyo dado por el instituto a los grupos tibetanos de oposición en China.

De toda esta revoltura de buenas intenciones nace, a finales de los años ochenta, la idea de “disuasión civil”, una especie de arma precursora de lo que ahora se conoce como “guerras de quinta generación” o “Guerra Asimétrica”, las cuales han sido aplicadas a rajatabla en lugares como Ucrania, China, Líbano, Venezuela y, las peores de todas, Irak y Siria. ¿De qué trata este tipo de guerra?: a grandes rasgos es una mezcla de propaganda en medios de noticias (públicos y privados) y revueltas sociales, aderezados con fórmulas simples de mensajes que hacen hincapié en lo que la gente “cree” que es lo correcto. Hay muchas cosas que brillan como si fueran oro.

Si quieren saber más sobre Gene Sharp, vayan a su sitio en internet: ateistein.org, y deléitense con esa historia de la búsqueda de la libertad.

Entradas recientes

Categorías

mambo Autor: