En la picota No. 3

Poema y foto: Bruno Herley.

Después de exponer su investigación
de Las consecuencias de la miseria rectal 
de los pobres de clase media baja en el tratamiento y aprovechamiento 
de las aguas residuales 
en las ciudades conurbadas,
baja del estrado con los huevos perfumados,
complacido hasta el culo
de enjaretar al universo en su idea revolucionaria.
Pasa el cepo ante los crédulos
y las instituciones apagafuegos deudales,
se proclama el benemérito de los fondos perdidos
y toma una bandera donde enrollarse
para reclamar un nuevo marco teórico.
¡Soy yo!, grita lleno de júbilo
y busca afanosamente
becarias de cinturitas de flor que perfumen
su glándula testicularia, mohosa
de tantas horas culiatornillado para engrosar
la tortibeca.
Y ya habrá un nuevo tema,
algo que sorprenda
a los sinodales interesados en justificar la cadena de chicheros
que,
muy en el fondo,
allá donde todavía se la creen,
piensan que un buen estudio
con citas en formato APA
dará de beber a los crudos y tragar
a los comecuandohay.

Piensa
que algún día llegará a ser Honoris causa
y verá a la competencia morirse de tiricia
en trabajitos a medio pelo de escuelas privadas.
Aprovechará cualquier campito en el féis
para proclamar la revolución en los derechos matrioska
y desde ahí
formar su púlpito
para adoquinar el camino a las becas eternas.

Entradas recientes

Categorías

mambo Autor: