Este pretenso amasijo

Poema: Papel Aispuro.

Foto: Josefa Rojas.

 

Y pensar que hace algunos atardeceres (iridiscentes cual debían ser sus ojos), no concebía saberle, y hoy no puedo querele sin añorarle siempre junto a mi orilla, la doliente, la próxima al corazón. Este pretenso amasijo de tinta de sangre, pervierte su recuerdo con laudatoria concupiscencia, con tono de arrebato enmancipado, de solecismo subversivo, de crápula consumada, de barbarismo revolucionario que otorga a la lengua impulso y calor, de ostracismo sedentario incansable en su trasiego. Este guiñapo enardecido por constiparse en su regazo, se destiñe en elegías blasfemas, enuncia en cópulas de verbo redentor el nombre que respeto le alude con tacto níveo, para no mancillar su centro pura luz.

Este zurcido esclerotico es un lazo para estrecharle con la memoria, de guardarle sin estropear con mi imbécil imprecacion de soler. Con mi lacrimal ojeroso y trasnochado, burdo testigo de mi voracidad, vampiro en celo que ni ceja hasta allanar su saciedad, su impulso rastrero, su beso incendiario y postrer.

Entradas recientes

Categorías

mambo Autor: