Perdóneme señor poeta

Foto: Benardino Hernández (Cuartoscuro)

Cocó Ramírez

Perdóneme señor poeta
pero hoy no le puedo proveer,
se nos acabaron las metáforas
y los malabares artificiosos,
no hay jueguitos verbales como
retruécanos, aliteraciones y el calambur…

Perdón pero hoy no hay imágenes dulces para el alma…

Le ofrezco un trago amargo de llanto
o llagas de madriza policiaca,
violación de militares
o encerrarse tras las rejas por delitos no cometidos,
hay piel de decapitado
y cuerpo de inocente calcinado,
puedo entregarle los labios de una mujer torturada
o quizá los dedos de toda su familia,
sangre de inocentes por litros,
niño baleado
o los globos oculares de quien vio un crimen
en el momento equivocado…

Perdóneme señor poeta…

Pero hoy no le puedo proveer de palabras dulces,
se nos acabaron las metáforas y las imágenes fantásticas,
quizá en otro momento surja la apertura de un nuevo almacén
plagado de estrellas que hablan
y seres que se transforman al toque de un beso…

Hoy no señor poeta…

Hoy no…

 

Entradas recientes

Categorías

mambo Autor: