Pequeño poema infinito

Con la publicación del libro Poeta en Nueva York, de Federico García Lorca, Círculo de Poesía y Valparaíso México llegan al número 50 de su Colección, cuyo lanzamiento se da en el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara 2017, que se realiza del 25 de noviembre al 3 de diciembre.
La presentación se llevará a cabo el viernes 1 de diciembre a las 19:00 hrs. en el Stand E14-E16, de Círculo de Poesía y estará a cargo del poeta estadounidense Allen Josephs.
Federico García Lorca (Granada, 1898-1936) es uno de los poetas centrales del siglo XX. Participó de la efervescencia de la Residencia de Estudiantes y es el autor más brillante de la Generación del 27. Escribió sobre todo poesía y teatro. Publicó libros de poemas como Romancero gitanoPoeta en Nueva York Diván del Tamarit. Entre 1933 y 1936 escribió Bodas de sangre, Yerma La casa de Bernarda Alba. Fue asesinado en la madrugada del 18 de agosto de 1936. Para Octavio Paz, “Poeta en Nueva York contiene algunos de los poemas más intensos del siglo”.
 
  
Pequeño poema infinito

 

Para Luis Cardoza y Aragón

Equivocar el camino

es llegar a la nieve

y llegar a la nieve

es pacer durante veinte siglos las hierbas de los cementerios.

 

Equivocar el camino

es llegar a la mujer,

la mujer que no teme la luz,

la mujer que mata dos gallos en un segundo,

y luz que no teme a los gallos

y los gallos que no saben cantar sobre la nieve.

 

Pero si la nieve se equivoca de corazón

puede llegar el viento Austro

y como el aire no hace caso de los gemidos

tendremos que pacer otra vez las hierbas de los cementerios.

 

Yo vi dos dolorosas espigas de cera

que enterraban un paisaje de volcanes

y vi dos niños locos que empujaban llorando las pupilas de un asesino.

 

Pero el dos no ha sido nunca un número

porque es una angustia y su sombra,

porque es la guitarra donde el amor se desespera,

porque es la demostración de otro infinito que no es suyo

y es las murallas del muerto

y el castigo de la nueva resurrección sin finales.

Los muertos odian el número dos,

pero el número dos adormece a las mujeres

y como la mujer teme la luz

la luz tiembla delante de los gallos

y los gallos sólo saben volar sobre la nieve

tendremos que pacer sin descanso las hierbas de los cementerios.

Entradas recientes

Categorías

mambo Autor: