Con la inercia de la muerte: Dos poemas del Happy Jorge Alegría

Happy Jorge Alegría

I

Se vive y se escribe.

 

Desde un perdón  postrado de hinojos ante la mentira.

Desde la semi-inconciencia

la rodilla burlona, gime de locura,

sin admitir la certeza de vivir lo incorrecto.

Primero, la palabra hecha luminosidad cegadora,

Que en perpendicular mirada te enfrenta,

Y en el gran desafío desvaneces,

despidiéndote en la ignorancia

de la naturaleza del decir desnudo.

Chocas, te tambaleas para irremediable morir,

al respiro del viento que levanta el polvo,

del mínimo movimiento que derrama la vida,

que insistiré siempre, por entre la punta de mis dedos,

me entrego y huyo, huyo y me regreso,

para seguir presente moribundo.

 

II

 

Se muere y se escribe.

 

Soy letra de cuerpos en mil sudores,

en el ahogado gemido de los ojos en blanco,

que parte en pedazos de dolores los vestidos,

en los altares platónicos y quiméricos.

Formación de signos de seis en seis años,

Sueños signos,

Paradigmas signos, asignatura insignificante,

para que los orines y la caca,

no sean potestades ingratas e ignoradas.

Yo letra, lágrima que se escurre,

como la flacidez de miembros disculpados,

lágrima que rodea irrenunciable,

la plasticidad de senos estáticos,

con la inercia de la muerte.

Entradas recientes

Categorías

mambo Autor: